CÁNCER DE MAMA y LAS EMOCIONES. / COMO REDUCIR LOS EFECTOS ADVERSOS DE LA QUIMIO Y LA RADIOTERAPIA.

 

 

Los conflictos emocionales que hay detrás de las afecciones en los senos.

“La enfermedad es el esfuerzo de la naturaleza para curar al hombre” Carl Gustav Jung

LAS MAMAS

Su sentido biológico más importante es el de la protección: “Poner bajo el ala”

Uno de los conceptos que tenemos que tener en cuenta al hablar de las patologías de los pechos es el de NIDO ESTRICTO y el de NIDO AMPLIADO, ya que todas estarán relacionadas con ellos en mayor o menor medida. El nido para la mujer siempre será su casa, donde se siente segura para poder tener y sustentar a su familia. Este nido puede ser real o simbólico, es decir puede ser su trabajo (familia simbólica), el calor familiar, las fiestas…

El nido ampliado hace referencia al marido, la pareja, el amante, el padre, los abuelos, etc. La hembra necesita sentirse protegida para tener descendencia y así proteger a sus hijos. Un hijo simbólico puede ser un negocio, o una hermana, o la madre, una mascota, o el propio marido. En la naturaleza, los pájaros, los peces, los mamíferos ante todo deben realizar un nido para poder procrear. En tanto que mujer no fabricará hormonas hasta que no encuentre un nido, momento en que su tasa de estrógenos aumenta. A partir de ahí, debido al aumento de los estrógenos, aumenta la seducción, la necesidad de acoplamiento, para que luego nazcan los niños con todo preparado. No tener un “nido” propio, puede ser un programa muy limitante en problemas de fertilidad.

PECHO IZQUIERDO (en diestras): Asociamos a este pecho el concepto de nido estricto y el de los hijos o bebés, sabiendo que para el inconsciente no tiene porqué ser nuestro hijo biológico, puede ser un ahijado, un alumno, una mascota, un negocio, el hogar, tu propia madre… Es todo lo relacionado con la función materna, con la madre. En casos excepcionales se puede relacionar con el marido o la pareja, cuando lo vemos como un hijo al que proteger.

En zurdas se invierte, será un conflicto de pareja, no de tipo sexual, de preocupación, pelea, separación (Nido ampliado).

PECHO DERECHO (en diestras): Aquí se asocia el concepto de nido ampliado y sus relaciones de adulto con adulto, de lo que me voy a ocupar maternalmente, con el sentido de sentirse protegida. Normalmente es la pareja. La primera pareja es el padre. En segundo lugar el marido, el amante. En tercer lugar son hermanos y hermanas, y podrían ser los niños considerados adultos, independientemente del sexo. En cuarto lugar serían vecinos, amigos, colegas, primos…

En zurdas se invierte, es conflicto de madre/hijo o conflicto de nido. (Nido estricto)

La mayor parte del tiempo las patologías de mama se sitúan en el cuadrante supero-externo, que corresponde a la coloración habitual de este conflicto. Ejemplo: Una mujer muy egocéntrica hace un tumor en el cuadrante interno. Toda su vida se ha sentido desvalorizada en relación a la familia, en tanto que hija, niña, y es lo que puede dar lugar a un tumor en el cuadrante ínfero-interno.

LOCALIZACIÓN DE LA PATOLOGÍA EN EL SENO

Clásicamente podemos describir cuatro cuadrantes en el seno para la localización del quiste o tumor que nos dará una información específica:

Conflicto vivido en posición dominante se da en la parte superior. Soy yo el que me ocupo del otro, lo que yo puedo dar.

Conflicto vivido en posición de inferioridad, se da en el sector inferior. Soy yo la que necesito a mi madre. Lo que yo necesito. La mitad inferior del seno, muy cerca al pliegue medio del tórax, el drama es: “debe permanecer oculto, secreto”.

Conflicto vivido sobre la misma persona, será en la parte interna. Orientado hacia mí. Necesito ocuparme de mí misma.

Conflicto orientado sobre la familia, o el exterior, se dará en los cuadrantes exteriores. Orientado hacia el otro. Conflictos con otras personas.

Centro, detrás del pezón: estoy totalmente centrado en mí.

TEJIDO AFECTADO

Cinco tipos de conflictos pueden ocurrir según los diferentes tejidos que presenta el seno. Nunca son conflictos de tipo sexual.

Glándula mamaria: Su conflicto es un drama vivido en el nido, con todos aquellos a los que la mamá tiene bajo sus alas protectoras. Función materna y responsabilidades. El resentir es miedo a que el nido se derrumbe/culpabilidad por desproteger a la cría. “Quiero dar más de mí misma”, “No puedo alimentar a mí bebé”. Yo quiero proteger, nutrir a X. Esto puede generar un tumor o un adenoma.

Conductos Galactóforos: Su conflicto es separación, falta de protección, falta de comunicación, de alimento, de seguridad. Alguien próximo a nosotros a quien querríamos estrechar contra nuestro pecho y con quien tenemos una falta de comunicación. Conflicto de separación iniciándose con una patología intracanicular.

Dermis del pecho (Melanoma): Su conflicto es de ensuciamiento, suciedad, mancillamiento, deshonra mental, falta de apoyo en el nido, atentado a la integridad. Puede verse afectado en el caso de grandes cicatrices o mutilaciones del pecho, estar desfigurado, amputaciones.

Terminaciones nerviosas del pecho: Su conflicto es no querer ser tocados, querer estar separados. Un contacto impuesto, desagradable, no deseado o doloroso. “No quiero que mi marido me toque ya”, “No quiero ser palpada por el médico”, “No quiero seguir sufriendo la radioterapia”. Deseo de estar separado, puede aparecer un neurinoma.

Tejido conjuntivo o de sostén: Puede generar mastosis, fibrosis, fibrosarcoma. Su conflicto es falta de apoyo para cuidar al hijo, falta de apoyo y reconocimiento de mi pareja. Yo no me siento sostenido por X, que puede ser mi marido o mi madre, para elevar a mis hijos (fabricación del nido), por ejemplo, y aparece fibroma o mastosis.

HISTOLOGÍA

Cáncer Adenocarcinoma– Muy elevada intensidad. “Yo no me siento alimentada por mi pareja, família o colateral” o “Yo no puedo alimentar a mi hijo”.

Cáncer Carcinoma– “Yo no me siento protegida por mi pareja, família o colateral” o “Yo no puedo proteger a mi hijo”.

Cáncer tipo Ductal– Drama en el nido en un contexto de separación y falta de protección.

Intraductal–  “Me siento separada”.

Carcinoma ductal infiltrante– Miedo de no poder proteger a mi  hijo.

Sarcoma– Gran conflicto centrado en el apoyo en el nido, la fabricación del nido.

Melanoma maligno del seno– Drama en el nido con una sensación intensa de despojo.

Mastosis– Falta de apoyo en el nido. Deshonra mental en el nido. Cada vez que sucede son pequeños conflictos, de baja intensidad.

Derrame de leche fuera del periodo de lactancia– Deseo de ejercer la función materna.

Absceso, Mastitis aguda, Inflamación o Infección– Deshonra en el nido de mediana intensidad.

Mi fibra maternal es rechazada. Mi ideal de amor no llega. Yo no puedo concebir. Yo tengo que atraer un macho y seducirlo.

Ganglios cercanos al seno: “Mi hijo no tiene un padre y soy yo quién debe protegerlo”.

Tumor del seno hormono-dependiente, canal del seno: La parte canicular del seno es hormonodependiente, la parte glandular no tiene receptores. “Me siento agredida en mi feminidad”. Hay que suprimir a la mujer. Tengo un conflicto de dependencia de mi feminidad para estar bien.

Microcalcificación del seno: Hipótesis: quiero dar más de mi estructura a mi niño.

Quistes grasos o fibrosos del seno: “No quiero este contacto. Lo rechazo”. “No llego a seducir al hombre y me siento desvalorizada por ello.” “Desvalorización estética cuando mi pecho es feo”.

CONFLICTOS EN LOS SENOS: GLÁNDULA MAMARIA

Sentido biológico: La función biológica del seno es, por supuesto, nutrir, producir leche. Durante esa función se protege al otro, es decir, esto que nutre al bebé o al niño le protege además traspasando en su leche el sistema inmunológico.

Resentir: protección. “Quiero PROTEGER, NUTRIR, ya que X tiene necesidad de mi”.

Ejemplos: Una gata tiene 12 gatitos. La abuela gata vive alrededor de ellos y ella hace leche sin haber estado embarazada. Necesidad urgente de alimentar a los gatitos.



CONFLICTOS EN LOS SENOS: CANALES/CONDUCTOS GALACTÓFOROS

Los órganos que pueden estar afectados junto con los canales tienen que ver con los órganos que tengan conflicto madre-niño:

Músculos flexores de todo el miembro superior hasta la mano, la piel que lo recubre, la piel del hemicuerpo izquierdo, y la cara interna de la pierna izquierda.

La cara externa del brazo y de las piernas puede significar una separación con defensa simultáneamente.

Resentir: social, relacional.

CONFLICTO DE SEPARACIÓN NO SEXUAL VIVIDO CON TONALIDAD DE MATERNIDAD

Falta de comunicación con la gente más cercana que uno quisiera tener sobre el seno. Separación, marcha, “arrancarme a alguien de mi”. Si el conflicto es largo e intenso la piel también puede afectarse.

Seno derecho: conflicto de separación en las relaciones horizontales, como por ejemplo “el marido se va”.

Seno izquierdo: conflicto de separación en las relaciones verticales, por ejemplo madre-hijo.

Sentirse separado del hijo, tanto en sentido real como figurado. Falta de comunicación o de comprensión. Un drama humano asociado a una falta de comunicación puede conducir a una patología de la glándula con nódulos y de los canales simultáneamente.

LOS CONFLICTOS DE LOS SENOS: DERMIS

Resentir: protección. Conflicto de suciedad que atenta la integridad. Conflicto de verse desfigurado. Ejemplos: una cicatriz, un seno amputado vivido como una mutilación…

Afecciones de la dermis: El pezón supura. Cuando a la mujer le resuena algo como “tienes un seno feo”, esto generalmente va sobre el esternón. Mancha marrón, naebus. Nódulos de permeación (tumor sobre la cicatriz). Vesículas que supuran sobretodo alrededor de los senos (amarillo, rojo…). Infección local. Dolor.

Cuando el seno ha sido operado y retirado, se presenta un conflicto de tumor fantasma o pecho fantasma. Es como una progresión imaginaria antes de que aparezcan los botones alrededor de la cicatriz. Dicho de otra manera, hay una correspondencia entre el tiempo que pone la dermis del pecho operado para recubrirse por el melanoma y llegar hasta la cicatriz.

CONFLICTOS DE LOS SENOS: VAINA DE LOS NERVIOS

Resentir: social, relacional. “No quiero mantener este contacto”. Es a la inversa del conflicto de separación. Se me impone este contacto, es muy desagradable, doloroso y no deseado. “No deseo ser acariciada, tocada”. “Yo quiero estar separada”. “No querer sentir más dolor”.

Sentido biológico: Los síntomas aparecen donde la persona no quiere ser tocada. Por ejemplo, en el seno, en el rostro…

Neurinoma – conflicto de la pose: miedo de ser tocado, el cerebro actúa como una gran pantalla. Sobre el seno derecho o sobre el seno concerniente, o que el marido desea más, aparece un neurinoma. “No quiero ser tocada por mi marido” “No quiero ser tocada por el médico”.

CÁNCER DE MAMA

 

Saiku

 

 

Las reacciones provocadas por la quimioterapia se deben a los efectos de los fármacos que componen la terapia, siendo agresiva para nuestro organismo.

Los fármacos encargados de combatir el cáncer actúan también sobre las células sanas de nuestro organismo.

No todas las personas que padecen un cáncer y están en tratamiento con quimioterapia tienen los mismos efectos secundarios, varía de una persona a otra.

Los síntomas secundarios de la quimioterapia son variables, pero los más comunes son:

Generalmente la hepatotoxicidad y la nefrotoxicidad.

–  El síndrome de lisis tumoral.

–  La disminución de los factores de coagulación.

Fatiga: es un estado de cansancio y falta de energía prolongada por efecto de la destrucción celular, debido a la quimioterapia.

Náuseas y Vómitos: en algunas personas se tiende a provocar náuseas como reacción secundaria a la quimioterapia.

Perdida del cabello: también es un efecto secundario a tener en cuenta ya que afecta mucho a la parte psicológica de la persona.

Dolor: los fármacos implicados en la quimioterapia pueden afectar a los nervios, por lo que hay veces que provocan quemazón, entumecimiento, hormigueo en las puntas de los dedos de los pies y manos. También puede provocar dolor de cabeza, dolor muscular, o abdominal.

Anemia: la anemia es provocada porque la quimioterapia ataca a todas las células del organismo, lo que incluye los glóbulos rojos que son los responsables de aportar oxígeno gracias al hierro que contiene la hemoglobina (componente de la sangre)

Infecciones: – la quimioterapia también destruye de nuestro organismo los glóbulos blancos encargados de nuestras defensas, con lo cual se tiene más posibilidades de contraer enfermedades infecciosas.

Problemas de coagulación: las plaquetas son las encargadas de nuestra cicatrización y coagulación, con lo que las personas que padecen cáncer y están en tratamiento con quimioterapia tienen tendencia hacerse hematomas y sangrar más de lo normal con cualquier corte.

Otros:

–  cardiotoxicidad,

– diarrea o estreñimiento,

– problemas gastrointestinales,

– hipersensibilidad en la piel,

– dificultad para tragar,

– inflamación de los tejidos de la boca y esófago,

– retención de líquidos,

– afectación de órganos por sobrecarga funcional.

Remedios para evitar los efectos secundarios de la quimioterapia

Fitoterapia.

– Se debe de depurar y regenerar el hígado, para esto se recomienda tomar diariamente 30 gotas del extracto de cardo mariano, una vez en la mañana después del desayuno y otra antes de acostarse.

– Beber abundante agua, mínimo 2 litros diariamente, para eliminar las toxinas, también dejar remojar en esta cantidad de agua una hoja de sábila (sin mucosidad) y beberla durante todo el día.

– Preparar una infusión con dos tazas de agua, una rama de menta, dos hojas de zarzamora, todo estos ingredientes se dejan hervir y al retirar del fuego agregar el zumo de medio limón y beber en ayunas.

Alcachofera: es una planta ideal para limpiar el hígado, que es un órgano que queda muy afectado en la quimioterapia.

Uña de Gato: esta planta esta indicada como protectora anticancerígena, incrementa las defensas a la vez que aumentando la energía.

Diente de León: ideal para las buenas digestiones, así como también trata la Vesícula Biliar e Hígado.

Cola de Caballo: para la retención de líquidos, vigilando la hipotensión ya que baja la tensión arterial.

Corteza de limón: ideal para las náuseas y vómitos.

Melisa: es una de las plantas medicinales más eficaz para las náuseas de la quimioterapia.

Jengibre: esta especia es uno de los remedios más utilizados para combatir los efectos secundarios de la quimioterapia (en infusión dos veces al día y como condimento en las comidas)

Terapia Ortomolecular

Hay muchos nutrientes que también pueden ayudarnos a compensar o paliar los efectos secundarios de la quimioterapia.

Vitaminas A, C, E, Selenio y Zinc: por su efecto antioxidante ayudan a sobrellevar mucho mejor los efectos de la quimioterapia.

Los aceites Omega 3.6.9 favorecen la regeneración de los tejidos y son antiinflamatorios naturales, así como su propiedad de analgésico perfecto para los dolores articulares.

Levadura de Cerveza: la levadura de cerveza aporta hierro, vitaminas del grupo B, Cobre y Selenio.

Dietética

En general es conveniente evitar fritos, alcohol, café, leche de vaca y aquellos alimentos que cada persona ya siente, en su caso personal, como pesados. Los alimentos recomendados en caso de tratamiento con quimioterapia son:

– Zumos suaves de frutas.

– Dieta blanda (en caso de no poder masticar)

– Consumir alimentos ricos en vitamina C, como tomates y pimientos.

– Consumir además alimentos anticancerígenos como el ajo, la cebolla, el brócoli, el repollo.

– Consumir nueces ya que contienen Selenio.

– Consumir alimentos antioxidantes como los arándanos, granadas, albaricoques, etc.

Tomar alimentos ricos en Hierro: Legumbres, vegetales, hortalizas, carne roja, berberechos, pollo, brotes de soja, etc. procurar tomar siempre estos alimentos junto a otros que sean ricos en vitamina C como cítricos, frutas, tomates y pimientos.

Tomar alimentos anticancerígenos: Ajo, cebolla, brócoli, repollo, col de Bruselas, hortalizas amarillas y rojas.

Nueces por su riqueza en Selenio.

No olvidar los alimentos especialmente antioxidantes: bayas Goji, arándanos, açai, granadas, albaricoques, etc.

Acupuntura

La Acupuntura es ideal para aportar energía así como para aumentar defensas y tratar el dolor. El tratamiento personalizado también nos ayudará a combatir esos efectos secundarios de la quimioterapia.

Otros consejos

En el caso de pérdida de cabello

Lavarse el pelo con champú de niños.

Se recomienda no teñirse en cuanto salga.

En el caso de insomnio

Poner unas gotitas de lavanda en la almohada.

Infusiones de tila-pasiflora-valeriana antes de dormir.

Hacer cualquier tipo de terapia relajante como por ejemplo: Yoga. meditación, etc.

Conclusión

Cuando seguimos el tratamiento oncológico tradicional y queremos evitar, en lo posible, los efectos secundarios de la quimioterapia lo ideal es buscar asesoramiento de un buen profesional de la medicina natural.

Cuidar la dieta, descansar las horas que necesitemos, practicar alguna técnica de relajación o visualización, ayudarnos con fitoterapia o plantas medicinales y los nutrientes que sean adecuados a nuestro caso es vital para mejorar nuestra calidad de vida.

 

Prevención y manejo de los efectos secundarios de la radioterapia

Cuando la radiación causa daños a los tejidos sanos adyacentes, esto puede ocasionar efectos secundarios.

A continuación se ofrecen algunos consejos generales:

Asegúrese de descansar lo suficiente. Puede ser que sienta más cansancio de lo normal. Procure dormir bien durante la noche. El cansancio excesivo o fatiga puede durar varias semanas después de terminado el tratamiento,

Adopte una dieta balanceada y saludable. Es posible que su médico o enfermera recomienden cambios en su alimentación dependiendo de la región del cuerpo que reciba la radiación.

Informe a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando. Proporcione a su médico una lista completa de todo lo que esté tomando, las dosis y las frecuencias, incluso de productos como aspirinas, vitaminas o sustancias herbarias.

No olvide incluir aquellas cosas que toma solamente cuando lo cree necesario, como somníferos (pastillas para dormir), antiácidos (pastillas para la acidez estomacal), remedios para la cabeza y antihistamínicos (pastillas para las alergias).

Cuide mucho la piel del área tratada. Si recibe radioterapia externa, la piel de la región bajo tratamiento puede ponerse más sensible o adquirir la apariencia y sensación de quemadura solar.

Los efectos secundarios pueden variar

Los efectos secundarios varían de persona a persona, y dependerán de la dosis de radiación, así como del cuerpo que reciba el tratamiento. Algunas personas no presentan efectos secundarios en absoluto, mientras que otras presentan una cantidad considerable de ellos. No hay forma de predecir quién tendrá efectos secundarios.

¿Cuánto tiempo duran los efectos secundarios?

La radioterapia puede causar efectos secundarios tempranos y tardíos. Los efectos secundarios tempranos son aquellos que suceden durante o justo después del tratamiento. Normalmente desaparecen dentro de unas semanas tras finalizar todo el tratamiento. Los efectos secundarios tardíos son aquellos que tardan meses o incluso años en manifestarse y a menudo son permanentes.

La mayoría de los efectos secundarios iniciales son cansancio excesivo (fatiga) y cambios en la piel. Otros efectos secundarios iniciales por lo general se relacionan con el área bajo tratamiento, como la pérdida del cabello o los problemas de la boca que se dan tras recibir tratamiento en el área de la cabeza.

Terapias de Hierbas

Enfoques naturales para combatir las náuseas de la radioterapia incluyen la suplementación con hierbas que poseen propiedades carminativas, como el hinojo, jengibre, manzanilla y alcaravea. La fórmula herbal china Qi Zao Granulado — que contiene el astrágalo, azufaifo, hoelen, y Millettia — tiene fama de aumentar mientras que la producción de células, mientras que un paciente se somete a un tratamiento de radiación.

Ganoderma

De acuerdo a la Fundación de curar el cáncer, este hongo contiene polisacáridos que proporcionan varios beneficios contra el cáncer, además de reducir las náuseas, fatiga, pérdida de cabello, disminución del apetito y la inmunidad comprometida debido a un tratamiento de radiación.

Terapia Nutricional

Los antioxidantes como la coenzima Ql0, vitamina E, beta-caroteno, ácido alfa lipoico y vitaminas del complejo B pueden ofrecer protección contra el daño a los nervios (neuropatía) y los efectos tóxicos de la radiación.

Acupuntura

Algunos pacientes experimentan un alivio de las náuseas y dolor asociado con el tratamiento de radiación de la acupuntura.

Cuerpo-Mente Medicina

La imaginación guiada, la visualización y movimientos suaves realizados en el yoga, Tai Chi y Qigong ayudan a algunos pacientes a superar la ansiedad y el estrés asociado con el tratamiento de radiación.
En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente.

La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: